The filth and the fury

1 de diciembre de 1976. Estaba programado un reportaje a Queen, pero debido a un problema con los dientes de Freddie, el grupo faltó a la cita y EMI, desesperado, envió a sus mas recientes "estrellas". Y ahí fueron Johny Rotten, Steve Jones, Glen Matlock y Paul Cook al programa mas visto de la televisión británica de aquel entonces. Y en directo.

Y así el mundo conoció a los pistols y una pequeña pero potente muestra de la estética y (mas que nada) actitud del movimiento, acompañados por la mítica Catwoman e incluso una aún desconocida Siouxsie Sioux.

Bill Grundy, que el mismo reconoce que estaba borracho, tuvo la genial idea de dejarlos hablar, y acertó de pleno. El programa fue un show de tacos, que hoy igual pueden parecer naif, pero en la TV inglesa de los 70 no era especialmente lo mas habitual.

Fue el pistoletazo de salida al mundo, los Pistols venían pisando fuerte en pubs y escándalos, pero aún no a nivel nacional.

El resto es historia, o al menos la historia que nos interesa recordar aquí en Primate. El nacimiento del DIY a nivel musical, de dejarnos claro que no hacía falta ser David Gilmour para tocar la guitarra, pero también a nivel empresarial, con la genialidades de Malcolm McLaren a la hora de "crear" un grupo y hacer un negocio de él. Y por supuesto todo lo que siguió al aluvión punk, que inspiró a tantos grupos, empresas y hasta emprendedores.